Un Curso de Milagros

Entrenamiento Mental para la Iluminación

Hemos esperado con impaciencia la oportunidad de revelarle al mundo que está disponible, aquí y ahora, un entrenamiento mental llamado Un Curso de Milagros. Esto nos lleva a momentos continuos de entrega y perdón mútuo, que nos conducen, a través de una transformación física real, mental y emocional de nosotros mismos, al reconocimiento de que cada uno de nosotros somos una parte íntegra de la Realidad Creativa de la Vida Eterna.

–Master Teacher

La Comunicación Singular es lo que los maestros iluminados han enseñado siempre. Nuestro principal catalizador para esta aventura en la paz de la iluminación es Un Curso de Milagros. Vamos a demostrar a través de esta obra maestra no mundana, con todas sus afirmaciones intransigentes de amor y perdón, un entrenamiento mental que está llevando a la transformación física real, mental y emocional de nosotros mismos y de todo el mundo, y el reconocimiento de que cada uno de nosotros es un parte entera de la fuente eternamente creadora de toda realidad.

En este Advenimiento a Un Gran Despertar, vamos a compartir con toda la humanidad el milagro de la infinita posibilidad de que todas las mentes tienen el poder de reconocer la alegría y la felicidad que es nuestra herencia natural. Es un proceso de sanación y perdón que, a través de nuestro poder individual de compromiso, traerá consigo el reconocimiento de la comunalidad del hombre a los ojos de Dios.

El perdón es la experiencia universal

Este no es un curso de especulación filosófica, ni está interesado en una terminología precisa. Se orienta únicamente hacia la Expiación, o corrección de la percepción. El medio de la Expiación es el perdón. La estructura de la "conciencia individual" es esencialmente irrelevante, porque es un concepto que representa el "error original" o el "pecado original". Estudiar el error en sí no conduce a la corrección, si es que en efecto quieres tener éxito en poder pasarlo por alto. Y es precisamente este proceso de pasar por alto a la que el curso se propone enseñar.

Todos los términos son potencialmente polémicos, y quienes buscan controversia, la encontrarán. Sin embargo, aquellos que buscan la clarificación, la encontrará también. Deben, estar dispuestos a ignorar la controversia, reconociendo que es una defensa contra la verdad en forma maniobras dilatorias. Lor argumentos teológicos como tales son necesariamente polémicos, ya que dependen creencias y por lo tanto, puede ser aceptados o rechazados. Una teología universal es imposible, mientras que una experiencia universal no sólo es posible sino necesaria. Es esta experiencia hacia la que se dirige el curso. Sólo cuando ésta se alcanza es posible la consistencia porque sólo entonces se acaba la incertidumbre.

-Un Curso de Milagros, Clarificación de Términos
La Curación Universal de “El Instante Santo”

Extraída de las profundidades de la mente a través de la sabiduría de un momento de escucha interior de la voz de Dios, una experiencia llamada, por Un Curso de Milagros, “Instante Santo”. Se encuentra más allá de los debates doctrinales de la religión establecida, más allá de la polémica conceptual, en el centro de todo descubrimiento científico, en el corazón de toda teología. Se trata simplemente de una pureza de la experiencia espiritual que es la esencia de toda religión.

En esta experiencia se encuentra la intimidad de la verdadera comunicación, la esencia de la curación del amor, la creatividad de la mente, la naturaleza de la conversión del pensamiento unificador, y el reconocimiento de la Unidad de la Creación. Es esta experiencia de la singularidad de la paz la que la humanidad anhela. Se extiende más allá de todas las fronteras religiosas y ,sin embargo, se deriva de una acción en la quietud que los maestros iluminados han enseñado siempre.

Un Curso de Milagros es un programa revolucionario diseñado para catalizar un cambio de paradigma en la conciencia humana a través del descubrimiento individual de la Paz de Dios a través de la escucha activa del "Instante Santo". El programa de divulgación de Un Curso de Milagros Internacional, "Advenimiento a un Gran Despertar", se centra comprometida aplicación de los participantes, con los principios del amor y el perdón como se prescriben en las primeras 50 lecciones espirituales de entrenamiento mental de Un Curso de Milagros. El único propósito de Un Curso de Milagros es traer iluminación a través de la transformación de la mente.

La paz de la mente iluminada se descubre, a través del poder del compromiso y la sabiduría de escuchar, en la necesidad de ver de una manera diferente y a través de nuestro urgente deseo individual de la liberación del conflicto. La aceptación de nuestra responsabilidad personal por lo que vemos, faculta a nuestro compromiso de ver a nuestro prójimo en una nueva luz de perdón compartido. Esta acción de renuncia al pasado, o percepción observada, tiene profundas consecuencias curativas, tanto físicas como psicológicas que van más allá del individuo en la comunidad y afecta al mundo en el que vivimos.

Aplicación del Entrenamiento Mental

Una entrenamiento es necesario porque “una mente sin entrenar no puede lograr nada”. Las lecciones de Un Curso de Milagros están diseñadas para deshacer las limitaciones a través de las cuales percibimos y adquirir "la verdadera percepción", la cual no está sujeta a límites de ningún tipo.

El sistema de pensamiento se enseña en Un Curso de Milagros no se basa en la retención de los contenidos conceptuales, sino en su liberación. No se basa en lo que uno piensa, sino en la acción de cómo se está pensando. El curso ofrece una simple pero muy eficaz agencia convertidora de la forma en que la mente se transforma psicológica, fisiológica y espiritualmente, hacia la iluminación a través del descubrimiento de una forma sistemática a una percepción diferente de todos y de todo en el mundo.

Estas son algunas de las lecciones de oración clave, tomadas directamente del Curso, que ofrecen un cambio inmediato en la percepción y que servirán como catalizador de una nueva experiencia iluminada de tí mismo y de todo:

Hoy no juzgaré nada de lo que ocurra.

Hoy seré honesto conmigo mismo. No pensaré que ya sé lo que no puede sino estar más allá de mi presente entendimiento. No pensaré que entiendo la totalidad basándome en unos cuantos fragmentos de mi percepción, que es lo único que puedo ver. Hoy reconozco esto. Y así quedo eximido de tener que emitir juicios que en realidad no puedo hacer. De esta manera, me libero a mí mismo y a todo lo que veo, de modo que pueda estar en paz tal como Dios nos creó.

Padre, hoy dejo que la creación sea lo que es. Honro todos sus aspectos, entre los que me cuento. Somos uno porque cada aspecto alberga Tu recuerdo, y la verdad sólo puede derramar su luz sobre todos nosotros cual uno solo.

-Un Curso de Milagros, Lección 243
El miedo, de la clase que sea, no está justificado.

El miedo es un engaño. Da testimonio de que te has visto a ti mismo como nunca podrías ser y, por lo tanto, contemplas un mundo que no puede ser real. Ni una sola cosa en ese mundo es verdad. Sea cual sea la forma en que se manifiestan, sólo da fe de tus ilusiones acerca de ti mismo. No nos dejemos engañar hoy. Somos los Hijos de Dios. El miedo no tiene cabida en nosotros, pues cada uno de nosotros es parte del Amor Mismo.

¡Cuán infundados son nuestros miedos!¿Ibas acaso a permitir que Tu Hijo sufriese? Danos fe hoy para reconocer a Tu Hijo y liberarlo. Perdonémosle hoy en Tu Nombre, para poder entender su santidad y sentir por él el amor que Tú también sientes por él.

-Un Curso de Milagros, Lección 240
El perdón pone fin a todo sufrimiento y a toda sensación de pérdida.

El perdón nos ofrece un cuadro de un mundo en el que ya no hay sufrimiento, es imposible perder y la ira no tiene sentido. El ataque ha desaparecido y a la locura le ha llegado su fin. ¿Qué sufrimiento podría concebirse ahora? ¿En qué pérdida se podría incurrir? El mundo se convierte en un remanso de dicha, abundancia, caridad y generosidad sin fin. Se asemeja tanto al Cielo ahora, que se transforma en un instante en la luz que refleja. Y así, la jornada que el Hijo de Dios emprendió ha culminado en la misma luz de la que él emanó.

Padre, queremos devolverte nuestras mentes. Las hemos traicionado, sumido en la amargura y atemorizado con pensamientos de violencia y muerte. Ahora queremos descansar nuevamente en Ti, tal como Tú nos creaste.

-Un Curso de Milagros, Lección 249
No dejes que hoy perciba diferencias.

Padre, tienes un solo Hijo. Y es a él a quien hoy deseo contemplar. Él es Tu única creación.¿Por qué habría de percibir miles de formas en lo que sigue siendo uno solo?¿Por qué habría de darle miles de nombres, cuando con uno solo basta? pues Tu Hijo tiene que llevar Tu Nombre, ya que Tú lo creaste. No permitas que lo vea como algo ajeno a su Padre o a mi. Pues él es parte de mi, así como yo de él, y ambos somos parte de Ti que eres nuestra Fuente. Estamos eternamente unidos en Tu Amor y somos eternamente el santo Hijo de Dios.

Nosotros que somos uno, queremos reconocer en este día la verdad acerca de nosotros mismos. Queremos regresar a nuestro hogar y descansar en la unidad. Pues allí reside la paz, la cual no se puede buscar ni hallar en ninguna otra parte.

-Un Curso de Milagros, Lección 262